Nuestra fe nos enseña que incluso después de la muerte, el cuerpo conserva el propósito especial de prepararse para el momento de la resurrección. A lo largo de las generaciones, la Iglesia Católica ha tenido como deber sagrado el velar por el bienestar de sus miembros, lo cual es una responsabilidad que se extiende mucho más allá de esta vida.

El Cementerio Católico

Sitio Sagrado: Como una extensión de la Iglesia, los cementerios Católicos son terrenos consagrados. Es un santuario a nuestra fe — un recordatorio de la promesa de la Resurrección. Cuando los visitamos, sentimos un íntimo vínculo de comunidad entre todos los fieles, vivos y muertos. Éstos son un lugar especial para revivir nuestras más preciadas memorias con nuestros seres queridos anticipando nuestra futura reunión.

Servicio Afectuoso Personalizado: Nuestros dedicados consejeros le ayudarán cuando más lo necesita, ofreciéndole orientación en la selección de servicios de cementerio. Contamos con todas las opciones apropiadas para un sepelio Católico, incluyendo el tradicional sepulcro bajo tierra, mausoleos y cremaciones en nichos de recuerdo o columbarios. Nuestro propósito es brindarle tranquilidad, atención y orientación mientras se prepara para honrar la memoria de su ser querido.

Fortalece la Fe:  Por medio de obras de arte y estatuas sagradas, proveemos un espacio de reflexión que fortalece nuestras creencias y tradiciones. Usted fácilmente puede encontrar tranquilidad en un cementerio Católico debido a que las estatuas e imágenes reflejan las vivencias que ha tenido a lo largo de su vida. Usted encontrará estas reconocidas imágenes en los jardines, los mausoleos y las capillas de nuestros cementerios Católicos y funerarias. Una visita a un cementerio Católico fortalece la fe y nos hace seguir adelante tras la muerte de alguien que amamos.

 

Para más información y ubicaciones de cada uno de nuestros cementerios y funerarias, haga clic aquí.