La Vida Comienza en la Concepción

Como Católicos, sabemos que la vida humana comienza en la concepción debido a que en ese momento una nueva vida se empieza a formar. En base a que Dios ha creado a cada persona a Su imagen y semejanza para la vida eterna, debemos así tratar a cada persona con el mayor respeto y dignidad, tanto en la vida como en la muerte. En consonancia con nuestra fe, la Iglesia anima firmemente a tener un sepulcro Católico para todos aquellos Católicos que han fallecido, incluyendo a fetos y bebés nonatos.

Reverencia para el Difunto Nonato

Perder a un hijo durante el embarazo o al momento de nacer es una pérdida devastadora emocionalmente. Es un momento doloroso en el cual muchos padres y seres queridos se aferran a su fe y dependen del apoyo de su Iglesia. Por esta razón, Catholic Cemeteries and Funeral Homes proporciona un servicio de sepelio tradicional para aquellos bebés que han muerto durante el embarazo o al momento de nacer, y además nos comprometemos en el cuidado y la compasión hacia los padres. Desafortunadamente, muchos feligreses — incluso aquellos que son simpatizantes del movimiento pro-vida — no están enterados de este servicio. Así mismo, muchas madres que experimentan un aborto espontáneo en casa o en un hospital secular, nunca se les informa acerca de esta opción para su hijo.

Un Lugar Sagrado para El Luto

En Catholic Cemeteries and Funeral Homes, ofrecemos áreas de sepulcro especiales para nonatos en dos de nuestras ubicaciones: Queen of Heaven Catholic Cemetery and Funeral Home en Mesa y Holy Cross Catholic Cemetery and Funeral Home en Avondale. Estos hermosos terrenos consagrados proporcionan a los padres y seres queridos que están de duelo un lugar tranquilo para el luto, la oración y el consuelo. Para apoyo espiritual, nos pondremos en contacto con su parroquia para que un diácono o sacerdote esté presente en la sepultura.

Cuidado Especial para los Más Pequeños

Para aquellos bebés que fallecen antes de las 20 semanas de gestación sin poder tomar un suspiro de vida, Catholic Cemeteries le ofrece a los padres un servicio de sepultura sin costo. Catholic Cemeteries se enorgullece de ser pionero en este programa pro-vida al trabajar conjuntamente con el Estado de Arizona para otorgar permisos de tránsito de sepultura para bebés de menos de 20 semanas de gestación — y en efecto, reconociendo al feto como un ser humano con el propósito de brindarle un sepulcro apropiado.

Estamos Aquí para Servirle y Consolarle

Si usted o alguien que usted conoce ha perdido un bebé y quisiera honrar su vida con un servicio de sepulcro tradicional, por favor comuníquese con nosotros al teléfono 602.629.3985 y deje que nuestro compasivo personal le ayude a comenzar su viaje hacia la sanación.