El homicidio es un acto deliberado y despiadado perpetrado a una persona. Las heridas emocionales para los dolientes son profundas y pueden nunca sanar o sanar muy lentamente debido a la percepción asociada con los estigmas sociales. Perdonar puede ser difícil de contemplar y puede tomar un tiempo muy largo.

Es muy común tener sentimientos de venganza, pensando que éstos podrían calmar el dolor. El pesar puede empeorarse debido a la investigación policial, el sistema judicial criminal, así como también la cobertura de noticias o en medios de comunicación u otras intrusiones.

Buscar asistencia puede servirle de mucha ayuda. Considere las siguientes opciones:

  • Grupos dedicados a pérdidas por homicidio pueden ayudarle a hacer frente a sus sentimientos de miedo, ira e impotencia.
  • Encuentre a alguien con quien se sienta en confianza de contarle la historia.
  • Un fuerte sistema de apoyo por parte de su comunidad es una herramienta invaluable para su sanación.

Más Temas Acerca del Pesar