La tarea más importante que tienen las familias en duelo es mantener su funcionalidad y ayudar a la continua estabilidad de cada uno de sus miembros. Las siguientes son algunas sugerencias para ayudar en el proceso: 

  • Mantener la rutina diaria (tal como horarios de comidas y de ir a la cama) en la medida de lo posible.
  • Asegúrese de tomar el tiempo necesario para aclarar cualquier duda que los niños puedan tener, y anímelos a hacer preguntas.
  • Manténgase alerta de cualquier regresión en niños pequeños:
    • Olvidar cómo vestirse
    • Tartamudeo o chuparse el dedo
    • Comportamiento aferrado
  • Los niños se identifican con el comportamiento de sus padres u otros adultos.
  • La mayoría de los niños mayores de 4 años tienen el deseo de ser incluidos en el funeral.
  • Permita que los niños observen el dolor de sus padres

Más Temas Acerca del Pesar