bishop olmsted_th.jpg

Queridos Hermanos,

Históricamente, La Iglesia Católica ha mostrado gran reverencia y compasión por aquellos en la etapa final de sus vidas, así como también por el cuidado y apoyo a las familias que se encuentran de luto por la pérdida de un ser querido. En consonancia con las Obras de Misericordia Corporales de dar sepultura a los muertos y atender a los que están de duelo, la Iglesia muestra a su vez un profundo respeto por la dignidad del cuerpo. Como un templo del Espíritu Santo y debido a nuestra creencia en la resurrección del cuerpo y la vida eterna, la disposición final de una persona es algo sagrado. La inhumación o sepultura del cuerpo o los restos cremados de una persona fallecida dan testimonio de que aquellos que se han ido antes que nosotros son tratados con reverencia como miembros de la Comunión de los Santos.

Catholic Cemeteries and Funeral Homes cumplen un papel importante en asegurar que los fieles difuntos sean tratados de una manera amorosa y respetuosa, así como el mostrar compasión por aquellos que están de duelo. Al igual como Cristo fue enterrado en una tumba, nuestros cementerios Católicos son sitios sagrados para poner a descansar a nuestros seres queridos. Catholic Cemeteries and Funeral Homes, a través de su atmósfera espiritual, Misas regulares y oraciones por los difuntos, son un testimonio de nuestra fe en la vida eterna. No sólo sus queridos difuntos serán tratados con el máximo respeto posible, sino que también aquellos que están de duelo se les ofrecerá apoyo durante esta difícil etapa. Los animo a confiar en Catholic Cemeteries and Funeral Homes para todas sus necesidades de planificación anticipada, al igual que cuando experimente la pérdida de un ser querido.

Sinceramente Suyo en Cristo,

Thomas J. Olmsted
Obispo de Phoenix